¿Qué requiere una ciclorruta exitosa? Tres expertos responderán a los planificadores latinoamericanos.

Grupo de expertos determinarán las claves que les trazarán a los equipos que lideran proyectos urbanos, el camino para expandir las ciclovías urbanas y no fracasar en el intento.

Sucede en Lima, Perú. Sucede en Bucaramanga, Colombia. Contar con un excelente diseño técnico, un equipo experto, recursos y demanda del uso de la bici como transporte urbano en las ciudades de Latinoamérica, no bastan para que una ciclorruta tenga el impacto, la aceptación o la eficacia que se promete. Menos aún si al proyecto le falta algunos de los elementos antes mencionados: el fracaso es previsible y la posibilidad de invertir exitosamente los recursos públicos de las ciudades se pierde en el desprestigio que con recurrencia se relaciona a las obras públicas en la región.

“Muchas veces no basta tener dinero, un equipo de profesionales especializados y tener un buen proyecto. Por ejemplo, en Lima en el año 94 un equipo de holandeses diseñó una ciclovía. Qué decimos de los holandeses, son los grandes pensadores de la cicloinfraestructura, se tuvo además el apoyo del Banco Mundial para el proyecto e hicieron la ciclovía y 10 años después la ciclovía está inutilizada, se ha tomado como un basural en algunos puntos. ¿Entonces qué falló?”, dice Luis Buezo de Manzanedo, sociólogo, experto en Desarrollo Urbano y Análisis Organizacional e integrante de la Asociación Internacional de Desarrollo Urbano (INTA), integrada por 4.000 expertos en todo el mundo y con operaciones en Asia, Europa y Latinoamérica. “Falló que el proyecto no contó en ningún momento con la gente, no hubo participación, socialización: falló la comunicación”.

Por ello, dice el sociólogo peruano, es necesario que los equipos que lideran proyectos de este tipo, “se entrenen” para tomar las mejores decisiones y eviten el fracaso de los proyectos de cicloinfraestructura entre ellos el rechazo ciudadano o a que nadie la use dilapidando recursos, casi que un lujo que en tiempos de pandemia y de avance de ciclorrutas emergentes o permanentes, ninguna ciudad se puede dar. Durante los últimos meses, Buezo se dedicó a investigar con expertos sobre las principales dificultades que viven en la realización de sus proyectos -sin obviar los retos políticos- y de esas decenas de horas de diálogo y entrevistas surgió la clase magistral o master class ‘Implementar ciclovías seguras, de alto impacto y aceptadas por la ciudadanía’ que dictará Buezo junto a dos expertas internacionales, el próximo siete de noviembre.

“No quería llamarle master class porque recuerda una clase magistral donde un maestro dice todo, pero este espacio va más allá”, dice el experto urbano refiriéndose tanto a los expertos que van a participar como porque el evento tendrá una extensión a lo que el peruano denominó el ‘Club de la movilidad sostenible’, un grupo que se creará a partir de los participantes para seguir consultando y compartiendo conocimiento y así construir la formulación de soluciones de manera colaborativa. La experta italiana Elisa de Simone, arquitecta que coordina la gestión social, participativa, del programa de movilidad y espacio público de Puebla y la también arquitecta Kerri Farnsworth, quien acumula más de dos décadas de experiencia en diseño urbano, placemaking e intervención del espacio público; acompañarán al experto de INTA en este espacio dirigido especialmente a los equipos que estén adelantando en la actualidad proyectos de cicloinfraestructura ya sea en el nivel de diseño o de construcción.

Durante su periodo de investigación Buezo determinó que entre los problemas más comunes que enfrentan los proyectos de cicloinfraestructura están la falta de apoyo político e institucional dentro de los mismos gobiernos municipales. Otro asunto por superar es “la falta de coordinación interna. Por ejemplo, áreas dentro la misma municipalidad que no son muy conscientes del valor del aporte de la bicicleta a la movilidad y entonces de repente dicen ‘no es necesario invertir tanto en infraestructura’”; por lo que la master class ‘Implementar ciclovías seguras, de alto impacto y aceptadas por la ciudadanía’ es, según el experto urbano peruano, la oportunidad para conocer cómo neutralizar o superar esos retos, incluidos los aspectos como el político y la influencia de los periodos electorales en las decisiones e inversiones en favor de la bici en las ciudades latinoamericanas.

Fuente: LA.Network